Cómo escoger una buena cama

Cómo escoger una buena Cama

Podemos estar en el lugar más recóndito del mundo y aún así, a buen seguro, echaremos de menos nuestra cama. Un tercio de nuestras vidas lo pasamos durmiendo. Si a esto le añadimos el tiempo que pasamos en la cama leyendo, trabajando, pensando, jugando o simplemente sin hacer nada, nos daremos cuenta de lo importante que es saber cómo escoger una buena cama, un mueble indispensable en nuestras vidas y en nuestro dormitorio. La cama es el lugar donde empezamos y terminamos el día en busca de descanso.

Son necesarias ciertas rutinas a la hora de dormir y despertar, y para ello es fundamental crear un entorno pensado para transmitir calma y comodidad para disfrutar de las horas de sueño adecuadas. De igual manera, es esencial disponer del tiempo necesario para descansar. De hecho, existen un buen número de investigaciones científicas que relacionan los problemas de concentración, irritabilidad y cambios de humor, entre otros, con la falta de sueño.

Cada vez perdemos más horas de sueño por culpa de las preocupaciones, del estrés... Pese a ello, ¿cuánto invertimos en nuestro descanso?, ¿cuándo fue la última vez que pensaste en cambiar el colchón?, ¿estás seguro de que la cama está preparada para un buen descanso?

El dormitorio debe ser sinónimo de tranquilidad, comodidad, confort y relajación. Y, por extensión, la cama. Premisas que han de tenerse en cuenta a la hora de diseñar los nuevos modelos de camas, como los diseños Cyntia, Vintage y City del catálogo de Muebles Outlet, diseños en madera natural, madera sintética, conglomerado, hierro forjado.

Es importante rodearse de cosas que nos hagan sentir bien y que añadan un poco de comodidad a la rutina diaria. Comprarse una buena cama es la mejor inversión, para su descanso y tranquilidad, pero también para su salud. Coloque en este espacio, sus libros preferidos, y detalles que seduzcan los cinco sentidos, como velas aromáticas, flores o plantas, música relajante... aquello que nos permita acurrucarnos y relajarnos.

Claves para elegir una buena cama para dormir

Claves para elegir una buena cama

A la hora de elegir la cama hay que tener en cuenta varios aspectos básicos. Debe ser lo suficientemente amplia como para permitirnos girar y cambiar de postura sin problemas al estar tumbados, dejando espacio por encima de la cabeza y por debajo de los pies. La mejor manera de comprobarlo es tumbarse en la cama antes de elegir el modelo que mejor se adapta a nuestras necesidades. En cuanto a los tamaños, podemos optar entre individual (con un ancho que va desde los 80 centímetros a un metro), de matrimonio (de 1,20 a 1,60 centímetros) y king size (hasta 2 metros). Tan importante como la elección del mueble en sí, es la del somier y el colchón (ya se de muelles o viscoelástico), fundamental para asegurar un correcto descanso. Si al tumbarte los codos se hunden, es demasiado blando. También conviene que no sea excesivamente duro, ya que puede provocar problemas de espalda.

Un comentario en “Cómo escoger una buena cama”

  • […] El somier es la base indispensable para el colchón, asegurando que éste se mantiene en buenas condiciones. Actualmente, podemos encontrar diferentes tipos, como el somier estilo canapé, de laminas o articulado. Cada uno de ellos tiene una serie de ventajas. Así, por ejemplo, el canapé es la mejor opción cuando disponemos de poco espacio, siendo además una opción extra de almacenamiento ya que se puede utilizar su interior para guardar todo tipo de cosas. Además de abatible, en algunos casos también incorpora cajones. Respecto al somier de láminas, precisamente por el diseño de su estructura, una de sus principales ventajas es que se adapta mejor a la forma y al peso corporal. El somier de láminas es el más recomendable cuando se ha elegido un colchón de látex, por ejemplo, si bien lo podemos acoplar a cualquier tipo de colchón. Este tipo de somier es fácil de desmontar y transportar. Por su parte, el somier articulado está dividido en diferentes zonas, lo que permite modificar su inclinación. Son especialmente recomendables para aquellas personas que padecen problemas de circulación o de respiración. Lógicamente, también son muy cómodos si, por ejemplo, nos gusta aprovechar los últimos momentos del día para leer en la cama. […]

    Responder
Deja un comentario